miércoles, 8 de marzo de 2017

Y si no comes carne... ¿de dónde obtienes las proteínas?



Cuando hablamos de una alimentación 100% vegetal, una de las principales dudas que a todo el mundo se le viene a la cabeza es: “¿Y las proteínas? ¿De dónde las obtienes?”

Nimai Delgado, vegetariano desde que nació.
Si además, eres una persona deportista, esta preocupación suele ir en aumento, pero no hay nada por lo que preocuparse, las personas que siguen una alimentación vegetariana no tienen ningún problema para alcanzar sus requerimientos de proteína, incluso aquellas que son deportistas. Hoy en día tenemos grandes ejemplos de ello como pueden ser Frank Medrano, Robert Cheeke, Torre Washintong , Nimai Delgado o Crissi Carvalho, entre muchos otros, que demuestran que es posible llevar una alimentación basada en plantas, estar saludable y alcanzar todas las metas que te propongas.



A la mayoría nos han enseñado que carne es sinónimo de proteína, pero sin duda alguna, la carne no es la única fuente de donde podemos obtenerla. Cuando escuchamos hablar de proteínas vegetales, suele decirse que son de peor calidad, que no son completas. ¿Qué quiere decir esto? Cuando hablamos de proteínas completas hablamos de aquellas que reúnen en buena cantidad todos los aminoácidos esenciales, que son aquellos que el organismo no es capaz de sintetizar por sí mismo y que debemos obtenerlos de la alimentación. Se dice que las proteínas vegetales son incompletas porque muchos alimentos de origen vegetal tienen una cantidad más baja de alguno de estos aminoácidos.

Este argumento es ya obsoleto, hay alimentos vegetales que contienen proteína completa, como son la quinoa, las semillas de cáñamo, el trigo sarraceno o la soja. Y también, existe la posibilidad de combinar alimentos para obtener proteína vegetal de la misma calidad que la proteína animal. La combinación más famosa es la de legumbres + cereal, algo tan sencillo como unas lentejas con arroz, una ensalada de garbanzos con arroz integral, unas hamburguesas vegetales de garbanzos con avena, unas tostadas de pan integral con hummus, etc, las posibilidades son infinitas. Otras combinaciones para obtener una proteína completa son legumbres + fruto secos, o cereales + frutos secos. Una cuestión a tener en cuenta, es que tampoco es necesario combinarlo en la misma ingesta, se pueden comer estos alimentos aislados a lo largo del día.

Para aquellas personas que toman proteínas en polvo para complementar su alimentación, también tienen alternativas 100% vegetales en el mercado, las más populares son las proteínas de cáñamo, guisante, arroz, o soja. Incluso hay algunas “mezclas” que combinan diferentes fuentes de proteínas vegetales.

Las proteínas vegetales no sólo son buenas para nuestra salud, para los animales, y para el planeta, si no que además la mayoría son alimentos muy básicos y económicos, por lo que también es bueno para nuestro bolsillo.


Así que, si estás planteándote llevar una alimentación basada en plantas, o simplemente quieres reducir tu consumo de productos de origen animal, que no te limite el miedo a no obtener las suficientes proteínas, con una alimentación variada basada en alimentos de origen vegetal esto no es un problema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario